HUESOS RECREATIVOS

¿Qué es un hueso recreativo?

Hueso que ofrecemos con fines recreativos, para ROER, limpiar los dientes y relajar con la masticación.

¿Qué tipo de hueso?

  • Fémur bovino, se pide en carnicerías.
  • Tiene que ser más grande que la mordida de tu perro, para no poder romperlo.
  • Si tu perro tiene boca pequeña, podes cortar el hueso de modo transversal. No longitudinal porque se debilita.

¿Se cocina?

NUNCA. Los huesos cocidos tienen su estructura alterada y se astillan. Un hueso crudo no se astilla.

¿Qué perros pueden consumirlo?

Perros de todas las edades. También los que comen alimento balanceado, que lo ideal es que sea de calidad (real).

¿Cómo lo ofrezco?

  • Guardar en freezer por 72hs antes de ofrecer. Ayuda a controlar la carga bacteriana que pueda tener.
  • Dejar a temperatura ambiente un ratito para atemperarse.
  • Entregar con supervisión.
  • Solo lo dejamos 30 minutos aprox. Para evitar consumo excesivo de minerales del hueso (después se traduce como caca blaquecina y/o dura).
  • Después de consumido se tira. Ya aumentó la carga bacteriana por el descongelado y el consumo. Y hay partes que se debilitaron al roer, entonces no queremos que en otro consumo, se rompa.
  • Frecuencia: cada 15 días.

¿Y los huesos deshidratados comerciales?

Funcionan bien para algunos perros, pero otros pueden romperlos o no les caen bien. Si los vas a usar, también limitá y supervisá el consumo.

¿Y los “huesos” de cuero prensado comerciales?

No los aconsejamos ya que la legislación tan laxa no nos permite saber con exactitud del origen de la materia prima ni el proceso de fabricación. Muchos contienen colorantes y químicos artificiales. ¡Sobre todo los que se venden a granel sin marca alguna!